el imperio islámico, chino y japones by luis fernando

Escrito por arteislamicochinoyjapones 11-11-2017 en historia. Comentarios (0)

El arte islamico, chino y japones

Arte islamico:

Porarte islámicose conoce el estilo artístico desarrollado en la cultura generada por lareligión islámica.

El arte islámico tiene una cierta unidad estilística, debido al desplazamiento de los artistas, comerciantes, mecenas y obreros. El empleo de una escritura común en todo el mundo islámico y el desarrollo de la caligrafía refuerzan esta idea de unidad. Concedieron gran importancia a la geometría y a la decoración que podía ser de tres tipos:


En arquitectura, crearon edificios con funciones específicas tales comomezquitasymadrazas, siguiendo el mismo patrón básico, aunque con diferentes formas. Prácticamente no hay arte de la escultura pero las realizaciones de objetos demetal,marfilo decerámica, alcanzan con frecuencia una alta perfección técnica. Existe también una pintura y unailuminaciónen los libros sagrados y profanos.Para designarlo también se aplica incorrectamente el términoarte árabe. Este error procede de una inexacta utilización de su significado puesto que de las dos acepciones del término árabe, una es técnica. y por lo tanto aplicable a los naturales deArabia, mientras que la otra es lingüística, estando en relación con aquellos que hablan la lengua árabe. Elarte musulmáno arte islámico de laPenínsula Ibéricarecibe la denominación dearte hispanomusulmán.

Arte chino:

Desde los orígenes de la historiachinase crearon objetos enbronce,jadeyhueso, que recogieron el espíritu y efecto buscado en los rituales chamanistas.

Estas formas enbronceyjademuestran por primera vez uno de los principios esenciales delarte chino: la síntesis entre el espíritu creador artístico y la función social y jerárquica a la que estaban destinados desde su concepción. El primero de ellos se mostraba en la exquisitez de las formas, en el origen de los temas decorativos tomando como paradigma las fuerzas de la naturaleza y su acción sobre el espíritu humano, y en el gran conocimiento técnico de los materiales que ha caracterizado todas las formas artísticas.

Como complemento tanto la diversificación de las formas como la iconografía con la que se adornaban correspondían a los principios de jerarquización social y uso ritual que caracterizó los inicios de la civilización china con laDinastía Shangy laDinastía Zhou. En esta última dinastía surgen las escuelas de filosofía que profundizando sobre la relación del individuo con su entorno y la consideración social del mismo, establecerán los fundamentos teóricos sobre los que siglos más tarde se desarrollaría la teoría china del arte.

Nos referimos fundamentalmente altaoísmoy alconfucianismo, sin por ello afirmar que existe una clara división entre lo que algunos consideran arte taoísta como manifestación disgregada de un supuesto arte confuciano.

Es cierto que lapoesía,pinturaycaligrafíarepresentan todas ellas a través del pincel, la esencia misma del pensamiento artístico taoísta, pero no hay que olvidar que incluso estas artes sublimes tuvieron su función social, su jerarquización y en consecuencia participaron del pensamiento confuciano.

Estas eran el arte con mayúsculas, reservado a una clase intelectual formada en los clásicos, y la tradición, donde se reconocía y valoraba al artista y la obra de arte en su unidad y no como producto social. Desde la primera escritura tratada artísticamente y convertida en arte de lacaligrafíaporWang Xizhien elsiglo IVd.C. hasta los últimos heterodoxos de laDinastía Qing, los pintores Zhuda y Shitao, la caligrafía, pintura y poesía han estado unidas en unos mismos principios técnicos y estéticos.

Los instrumentos básicos -tinta,papel,pincelytintero-,la formación clásica, y la búsqueda del ritmo, espontaneidad y expresividad basados en el trazo, la pincelada y el vacío han sido los elementos comunes a partir de los cuales se han desarrollado diacrónicamente a lo largo de los siglos.

La palabra, el carácter es considerado como una imagen, como la abstracción de una idea y concepto, y la imagen pictórica en la que se reconoce tanto a un carácter como a un paisaje se lee como una palabra, fusionándose así el pensamiento artístico en poesía-caligrafía-pintura.

Arte japones:

Elarte de Japón(日本美術Nippon bijutsu?)es una expresión de lacultura japonesa, desarrollado a lo largo del tiempo en diversos períodos y estilos que se han ido sucediendo de formacronológica, en paralelo al devenir histórico, social y cultural del pueblo japonés. La evolución del arte nipón ha estado marcada por el desarrollo de sutecnología, siendo una de sus señas distintivas el uso de materiales autóctonos. Como en elarte occidental, las principales manifestaciones artísticas han tenido su origen en lareligióny el poderpolítico.1

Una de las principales características del arte japonés es sueclecticismo, proveniente de los diversos pueblos y culturas que han arribado a sus costas a lo largo del tiempo: los primeros pobladores instalados enJapón–conocidos como losAinu– pertenecían a una ramacaucásicaprocedente del norte y este deAsia, llegados posiblemente cuando Japón aún estaba unido al continente. El origen de estos pobladores es incierto, barajando loshistoriadoresdiversas hipótesis, desde una razauralo-altaicahasta un posible origenindonesioomongol. En todo caso, su cultura parecía corresponder alpaleolítico superioromesolítico. Posteriormente arribaron a las costas japonesas —al tiempo que aCoreay diversas zonas deChina— varios grupos de razamalayaprocedentes del sudeste asiático o islas delPacífico, que se fueron introduciendo paulatinamente desde el sur, desplazando a los Ainu hacia el norte de Japón, mientras que en una posterior oleada llegaron a Japón varios grupos de la misma etnia procedentes de China y Corea.2A esta mezcolanza racial se debe añadir la influencia de otras culturas: debido a suinsularidad, Japón ha estado aislado buena parte de suhistoria, pero a intervalos ha ido recibiendo la influencia de lascivilizacionescontinentales, sobre todo de China y Corea, especialmente desde elsiglo V.3Así, a la cultura ancestral nipona derivada de las sucesivas oleadasinmigratoriasse añadió la influencia foránea, forjando un arte ecléctico y abierto a la innovación y el progreso estilístico. También cabe destacar que gran parte delarteproducido en Japón ha sido de tiporeligioso: a la religiónsintoísta, la más típicamente japonesa, formada alrededor delsiglo I, se añadió elbudismoen torno al siglo V, forjando unsincretismoreligioso que aún hoy perdura, y que también ha dejado su reflejo en el arte.4

El arte japonés es pues reflejo de estas distintas culturas y tradiciones, interpretando a su manera los estilos artísticos importados de otros países, que asumen según su concepto de la vida y el arte, reinterpretando y simplificando sus características peculiares, como los elaborados templos budistas chinos, que en Japón sufrieron un proceso de reducción de sus elementos superfluos y decorativos. Ello da muestra del carácter sincrético del arte japonés, por lo que siempre ha asumido con naturalidad cualquier innovación procedente de otros países.5

El arte tiene en lacultura japonesaun gran sentido introspectivo y de interrelación entre elhombrey lanaturaleza, representada igualmente en los objetos que le envuelven, desde el más ornado y enfático hasta el más simple y cotidiano. Esto se pone de manifiesto en el valor otorgado a la imperfección, al carácter efímero de las cosas, al sentido emocional que el japonés establece con su entorno. Así, por ejemplo, en laceremonia del télos japoneses valoran la calma y la tranquilidad de ese estado de contemplación que consiguen con un sencillo ritual, basado en elementos simples y en una armonía proveniente de un espacio asimétrico e inacabado. Para los japoneses, la paz y la armonía están asociadas a la calidez y la comodidad, cualidades a su vez que son fiel reflejo de su concepto de labelleza. Incluso a la hora de comer, no importa la cantidad de alimentos o su presentación, sino la percepción sensorial de la comida y el sentidoestéticoque otorgan a cualquier acto. De igual manera, losartistasyartesanosjaponeses tienen un elevado grado de vinculación con su obra, sintiendo los materiales como parte esencial de su vida y de su comunicación con el ambiente que les rodea.

by: luis fernando ramón azamar

2°D